Visitar al dentista no debe ser una tarea que se realice cada vez que se presente un problema o molestia bucal. Ir con el dentista debe ser un hábito que se debe realizar al menos cada seis meses e inculcarse desde la infancia, es tan importante como cepillarse los dientes de forma adecuada después ...